¿Quieres ser mejor bailarín de salsa? Busca un buen profesor

¿Quieres ser mejor bailarín de salsa? Busca un buen profesor

202
0
Compartir

¿Has estado bailando salsa por un tiempo, pero quieres ser mejor? ¿Sientes que tus movimientos son predecibles? ¿Tu compañera lee tus movimientos antes de que los hagas? ¿No hay suficiente variedad en tu repertorio? ¿Una necesidad creativa invade tu cuerpo? ¿Sabes que ciertos movimientos son posibles, pero por alguna razón la ejecución te resulta difícil? ¿O es tu deseo más fundamental y sólo quieres ser mejor en esto de la salsa?

Vamos bien hasta ahora. Entonces, ¡hagámoslo! Encontremos ayuda. Ah, ¿ya lo has probado? Le has preguntado a algunos de tus amigos, pero no funcionó demasiado. Y ahora estás más confundido que nunca. Parece que necesitas ayuda. Bueno, ¿qué te parece una clase o dos? Encuentra un instructor, alguien que sepa las cosas que quieres aprender y consigue que esa persona te enseñe esas cosas. Encontrar un profesor no es muy dificil ¿Pero qué es lo que ofrecen, y más importante, qué deberías buscar en un instructor de baile?

aprendiendo a bailar salsa

Mi consejo es que consideres cuatro características importantes cuando buscas un instructor de baile. Estas son vitales. Primero y principal, un instructor debe tener habilidad para enseñar. El instructor debe poder llevar al estudiante a la meta propuesta. Esto significa que él debe ser capaz de describir, explicar e ilustrar. También, el instructor debe tener la habilidad de demostrar qué se supone que hagan los estudiantes, y transferir esa información correctamente a los estudiantes.

En segundo lugar, el instructor debe tener un buen conocimiento de los pasos, la técnica y el estilo. Esto significa que el instructor debe ser capaz de tomar esos dificultosos elementos del baile y reducirlos a simples pasos, relacionarlos con otros movimientos y/o demostrar la similaridad entre unos pasos y otros.

En tercer lugar, el instructor debe tener buen trato con la gente. Debe ser capaz de relacionarse con los estudiantes, disfrutar el trabajo con ellos y ser capaz de trabajar con diferentes personas que tengan diferentes capacidades a la hora de bailar.

Y cuarto, por supuesto, el instructor debe tener el deseo de enseñar. Él debe tener la actitud, el interés y la habilidad de traducir los pasos de salsa, el estilo y todos sus elementos en una forma, formato o contenido que el estudiante pueda comprender, junto con el deseo innato de hacerlo.

Adicionalmente, el o ella debe ser paciente y apoyar al estudiante. La paciencia es una habilidad que el instructor debe tener. Es frustrante para el profesor y el estudiante cuando hay problemas explicando o cuando el alumno no puede entender algo que se explica. La meticulosidad es de gran importancia para que el proceso de aprendizaje sea próspero. Busca al instructor que espera que lo hagas bien, que haga que te esfuerces. El instructor que ofrece críticas constructivas generalmente va a demandar más de su estudiante y como resultado, llevarlo a la excelencia. Después de todo, la razón para ir a clase es para aprender los “cómo y qué” del baile. También, el profesor debe estar bien informado sobre las actividades relacionadas con la Salsa que haya en la ciudad. Buscas una persona que esté involucrada con la Salsa.

Cerrando, recuerda que el ambiente de la clase debe llenar todas tus expectativas. La Salsa se enseña en diferentes maneras. Las clases pueden ser en grupo, privadas, de un sólo nivel de aprendizaje o de varios. Las metas en la enseñanza varían dependiendo del tipo de danza que estudies. Las metas de las clases básicas de muchos tipos de danzas pueden ser sólo para enseñar los pasos básicos y para asegurarse que todos se diviertan, mientras que las metas de una clase avanzada pueden ser enseñar un paso específico en cada sesión. Pregúntale al profesor acerca de los objetivos de la clase. Haz una prueba de la clase, fíjate si te gusta, pregúntale a los otros estudiantes qué cosas les gustan y cuáles no. Ellos estarán en tu misma posición así que no tienes nada que perder.

Por último, recuerdo haber leído que el ingrediente más importante en cualquier clase es el estudiante. Después de todo, el propósito de cualquier clase de baile es aprender, para que el estudiante sea capaz de bailar tan bien como el profesor, o mejor que él.

Sam Boone

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta