7 características de los buenos instructores de Salsa

7 características de los buenos instructores de Salsa

355
0
Compartir

Una de las rutinas de baile más egectivas para inscribirse es Salsa.

Este baile sensual requiere una paciencia tremenda además de coordinación para perfeccionarlo. Es muy importante que encuentres buenos instructores de Salsa para que te lleven a través del camino a esta forma de arte.

Bailar Salsa es el mejor ejercicio en la que uno puede estar comprometido. El baile es un tipo de ejercicio cardiovascular que quema calorías y elimina toda la grasa innecesaria de tu cuerpo. El baile también funciona como una de las mejores formas de tonificar tus abdominales, triceps y hombros dado que el movimiento constante es necesario para completar una rutina.

0

Este artículo hablará acerca de algunas de las características que uno debe buscar en los instructores de Salsa. Si uno tiene buenos instructores uno se asegura de tener un baile de estilo y ejecución correcto.

1. Paciencia del instructor de baile.

No se espera que uno sea un profesional del baile en un instante. Dominar el arte del baile de Salsa requiere práctica y repetición cuidadosa en las clases. Entre las características de un buen instructor está la paciencia. Busca un instructor que entienda tus dificultades y te ayude a superarlas. El mejor modo de aprender es tener un profesor que pacientemente te muestre como se hacen las cosas con estilo.

2. Pericia.

Un instructor que además sea bailarín debe dominar muy bien el baile. Los mejores instructores de Salsa o Mambo son los que han recibido premios u honores por sus actuaciones. Un buen profesor expande su educación con con lecciones o educación continua. Esto le da al estudiante la impresión de que no importa cuanto domines el baile siempre habrá lugar para mejorar.

3. Dedicación.

Elige un profesor que quiera verte aprender a traves de su instrucción. Un profesor siempre se pondrá limitaciones en las capacidades de sus alumnos. Elige instructores de Salsa que sean dedicados y estén decididos a hacerte aprender.

4. Disciplina.

Ser agradable no significa que se vea comprometida la disciplina. Un buen profesor siempre tiene al alumnado bajo control. Siempre habrá muchísimos alumnos en la clase por lo que debes asegurarte que el profesor pueda controlar a los alumnos y mantener el aprendizaje en clase.

5. Justicia

Un buen instructor es justo. Por supuesto que de vez en cuando está bien tener algún favorito. Sin embargo, un buen profesor debe ser capaz de reconocer el mérito de todos cuando corresponde.

6. Estímulo.

A veces, los alumnos necesitan un poco de estimulo especialmente cuando uno es nuevo. Un buen profesor tendrá que estar siempre listo para darte ese empujoncito cuando más lo necesites.

7. Pasión.

Por sobre todas las cosas, el buen instructor tiene pasión o corazón. El deseo genuino de compartir lo que saben y ver a sus estudiantes progresar bajo sus alas. Puedes contactarlo o contactarla en su estudio u otro lugar de aprendizaje con total confianza.

A medida que vayas cultivando esta habilidad, avanzar de un nivel a otro y mostralos en una pista de baile de Salsa en eventos, verás que tu instructor estará muy feliz con tu logro.

No hay comentarios

Dejar una respuesta