Los trajes para bailar salsa son tan alegres y vistosos como el paisaje y los colores de sus países de origen, caribeños, calientes y llenos de vida y movimiento.

Son el reflejo de aquello que representan y van con el estilo y el sentido de la danza: alegre, sensual, erótica, rítmica…

El ritmo de los tambores se sigue con los pies, donde comienza el movimiento del resto del cuerpo, y ese mismo ritmo debe verse reflejado, acompañado y destacado por el vestuario de salsa.

traje_salsa

Es así que podemos incorporar detalles que agranden o destaquen las partes que más se mueven, como los hombros y la cadera, allí colocaremos volados o flecos que exageren y destaquen el movimiento para que este se vea más.

Otro recurso interesante para un grupo de salsa que debe verse parejo y con movimientos iguales, es vestirse todos iguales… si le pones un color diferente a cada pareja, aunque bailen al unísono el público verá diversidad, por el contrario si no van muy parejos pero el vestuario es idéntico, se verán todos iguales… salvo para el ojo entrenado y experto.

El brillo y la audacia son características de la coreografía de salsa y por ende, también del traje para bailar salsa.

El vestuario de salsa del varón debe acompañar y combinar con el de su compañera, y aunque los colores suelen ser brillantes y llamativos, no debe perder masculinidad, ya que este es el papel del varón en la danza.

A partir de todo esto los 10 criterios para elegir bien tu vestuario de salsa de escenario son:

  1. Pareja combinada
  2. Varón divertido pero masculino
  3. Grupo idéntico
  4. Colores vivos
  5. Mujer sensual
  6. Zapatos altos y combinados con el atuendo
  7. Vuelos, brillos o flecos en caderas y hombros
  8. Tajos y aberturas para estar cómoda, saltar y realizar trucos con soltura y comodidad
  9. Seguridad del vestido para no quedar desnuda en los trucos
  10. Ten en cuenta que estiliza y hace más larga la figura un vestido entero, ya que no corta la figura como el top con pollera…


Relacionados:

Escribe un comentario: