Cambiar de pareja de baile en la academia ¿Beneficioso o dañino?

Cambiar de pareja de baile en la academia ¿Beneficioso o dañino?

242
1
Compartir

Es una práctica extendida entre los instructores de salsa dance cambiar las parejas frecuentemente durante las clases a fin de acostumbrarlos a bailar con diferentes parejas. Como estudiante principiante encontré esta práctica, al menos en el modo en que generalmente se desarrolla, como contraproducente y frustrante.

Cada vez que estaba aprendiendo un paso en cualquier clase que tomaba justo cuando mi compañera y yo estábamos empezando a entenderlo, el instructor cambiaba las parejas y me encontraba de nuevo tal como al principio. Si mi nueva pareja le había costado aprender el nuevo paso o si su estilo o sentido del ritmo era distinto al de anterior compañera o al mío propio, esto me despistaba y me retrasaba el poco progreso que había hecho anteriormente. Necesitaba tiempo para sincronizar con esta nueva persona.

clase de salsa en academia

El instructor usualmente continuaba donde había dejado antes del cambio ignorando el conflicto creado. Mientras tanto, mi nueva compañera y yo, ahora más concentrados en adaptarnos cada cual al estilo del otro y adaptándonos al paso, que en lo que el instructor iba diciendo, nos quedábamos atrás con respecto a las instrucciones y eventualmente nos encontraríamos bastante perdidos.

Intenté inscribirme en una clase intermedia para ver si bailar con una pareja más avanzada ayudaría pero no pude seguirle el ritmo, este era muy rápido para mí. Fui a diferentes clases con tres diferentes instructores, todos muy conocidos y de buena reputación, esperando que hubiera uno que usara una técnica diferente. Todos usaron la misma.

Considero que el mejor modo en que un instructor puede hacer que los bailarines cambien de pareja es permitiendo que los estudiantes aprendan un paso completo con el mismo compañero y después, cuando comiencen a enseñar un nuevo paso, hacerlos cambiar de compañero. De este modo, el instructor no está agregando una dificultad más a la difícil tarea de entender y memorizar un paso.

Ser capaz de bailar con diferentes parejas es, obviamente, importante, no obstante para que un hombre se adapte al estilo de una nueva pareja él debe ser capaz de llevarla, dirigirla, algo que no puede hacer cuando todavía está aprendiendo los pasos. Y para que una mujer se adapte a un nuevo compañero, ella debe estar familiarizada con los pasos también a fin de que pueda entender lo que su compañero está tratando de
hacer y seguirlo. Por esta razón, me parece que las personas que ya saben como bailar son las que pueden beneficiarse de la experiencia de bailar con diferentes parejas. A las personas que están tratando de aprender como bailar, cambio se les hace más difícil con esta técnica, dado que ellos están tratando de aprender en la práctica dos cosas al mismo tiempo.

Personalmente creo que el modo ideal de aprender como bailar es mediante practicar con el mismo compañero, de este modo la pareja rápidamente puede adaptarse al estilo del otro, su nivel de habilidad se combina y su progreso será parejo. Esto libera sus mentes para concentrarse enteramente en aprender los pasos. De este modo aprenderán mejor.

Sin embargo, en las clases de baile donde no se requiere que uno traiga una pareja, le permite a muchas más personas participar y le facilita al instructor desarrollar una clase completa en vista de que no requiere continuidad pero en cambio, puede siempre acomodar a nuevos estudiantes de diferentes niveles y brindar una completa instrucción en una variedad de cosas. Es por eso que este tipo de clase es más deseable tanto para los estudiantes como para los instructores y por ende, más popular.

Debo agregar aquí que no soy un verdadero principiante y que en realidad tengo una ventaja en relación con el principiante promedio: nací y me crié en Cuba donde aprendí los pasos básicos de salsa desde muy temprano. Lo que sucede es que no me molesta aprender. Además soy músico y he tocado Salsa por años. Es entendible que no tengo problemas para aprender pasos avanzados, pasos básicos o cualquier cosa que se pueda hacer sin compañero.

Ya no tomo más clases y en vez de eso, he estado aprendiendo de videos con una amiga. Aunque los videos son una herramienta efectiva para bailar, no son ni cerca, tan motivadores como estar en clase. Bailar es una actividad social y estar con otros bailarines es más que divertido.

Adrian J Buendia

Compartir

1 Comentario

Dejar una respuesta