Compañeros, haced que la mujer se luzca

Compañeros, haced que la mujer se luzca

137
2
Compartir

COMPAÑEROS, SE SUPONE QUE TIENEN QUE HACER A LA MUJER LUCIR”: Eso es lo que Eddie Torres acostumbraba siempre a decirnos en clase cuando cargábamos a las mujeres con demasiados patrones de giros, bailando fuera de tiempo y llevábamos la delantera de forma ruda y entrecortada. Para decir esto de otro modo, parafraseando las palabras del instructor e intérprete Milton Cobo, el hombre siempre debería tener la meta de satisfacer a su pareja en la pista de baile. Sea que sea un bailarín principiante, intermedio o avanzado, él debería asegurarse que cuando la canción haya terminado, su pareja esté satisfecha.

El baile grupal

Obviamente esto aplica cuando una pareja está bailando. El hombre debería llevar la delantera de un modo suave, fluido y a tiempo con la música. Pero la peor situación que a menudo vemos es cuando varios hombres van turnándose para bailar con una sola mujer. Esto sucede de modo espontáneo en eventos de mambo y es una tradición en bailes de cumpleaños. Lo que sucede a menudo es que a la mujer se la usa como una muñeca de trapo o un saco de arena mientras que los hombres compiten los unos con los otros para presumir sus últimos y más modernos movimientos. A menudo, los hombres interrumpen agresivamente en el medio de la pista tomando a la mujer con rudeza y fuera de tiempo sin la intención de suavizar su transición de un compañero a otro. Esto es un mal baile. Es una auto indulgencia y competencia machista en su peor nivel y es completamente irrespetuosa para la mujer.

El domingo pasado en Latin Sundays Social de Jimmy Antón tuve la suerte de ser parte de uno de estos “bailes grupales” que se realizan de la forma correcta. La mujer era Ivana Bochinska, una maravillosa bailarina que posee gracia, es suave y muy femenina. Ella interpretaba anteriormente con Jai&Candy´s, Estilo Clásico dance Company (actualmente con Santo Rico dance Company). Aparte de mi, los hombres eran Milton Cobo, Eric Paez, Patrick Morris y Tamambo, un instructor de Inglaterra y director de Salsa with atti-tude Dance Company. Lo que hacía que este baile grupal estuviera “correcto” era que Ivana siempre era la estrella del baile y los cambios de un compañero a otro estaban hechos dentro del tiempo de la música y el giro lo hacía el compañero de baile anterior. Sin duda que algo de competencia había, además de los ocasionales errores de los que dirigían pero todos estábamos tratando de hacer que el baile de Ivana luciera. Y eso fue gracioso para todos, incluyendo a los muchos espectadores.

Esta experiencia me hizo pensar en los muchos bailes grupales que he observado en estos años y como algunos son tan buenos y otros tan malos. Por eso aquí hay algunos lineamientos para ustedes compañeros, cuando más de un hombre baila con la misma mujer.

Presta atención a la dama

Cuando solo dos personas bailan prestamos atención a nuestra compañera y la ayudamos a disfrutar de la canción. Cuando de 5 a 10 muchachos bailan con la misma pareja, TODAVÍA deberíamos seguir mostrar principal atención a nuestra compañera y ayudarle a disfrutar la canción. Lo que hace que el baile grupal sea más difícil es que también estamos prestando atención a los otros muchachos pero nuestra responsabilidad NÚMERO UNO como buenos bailarines es TODAVÍA satisfacer a nuestra pareja y esa es la mujer. Afrontémoslo, estos bailes grupales generalmente envuelven algo de competición entre algunos de los hombres: quien tiene el giro más elaborado, quien puede impresionar a la mujer o a la multitud más, quien tiene el primer y el último giro con ella etc. Pero recuerda, la competencia no es la parte más importante del baile. Tú no estás bailando con esos muchachos. Más importante aún, estás bailando con una mujer, ella es tu compañera por lo que le debes prestar atención principalmente a ella.

09_rueda-cubana[1]

Cuando y como hacer el cambio

No pelees con los otros muchachos por más tiempo de baile con la mujer. No interrumpas de modo agresivo o fuera de sincronía con lo que el otro hombre está haciendo o fuera de tiempo con la música. Hay un tiempo apropiado para interrumpir. No es cuando tú quieras. Es casi siempre en el primer golpe de la medida y a veces en el 5to golpe. Es cuando el otro hombre hace algo con su patrón de giro que te da el espacio para SUAVEMENTE tomar a la mujer. El momento más fácil es justo después de un movimiento de cuerpo cruzado pero otros puntos pueden igual funcionar para hacer el cambio. A menudo, el hombre que está bailando con la mujer hace alguna señal al próximo para hacer el cambio mediante mirarlo o tocarlo con sus manos. Aún más importante, la transición de un compañero a otro debe ser lo más suave posible para la mujer. De hecho, debería ser como si fuera la misma dirección, el mismo hombre. Por ejemplo el hombre que está bailando con ella hace un movimiento de cuerpo cruzado y está tomando la mano derecha de ella con su mano izquierda. El nuevo compañero de modo suave se para a su lado poniendo su mano derecha detrás de su espalda en 6,7, suavemente toma la mano derecha de ella remplazando así la mano izquierda del anterior compañero y suavemente la dirige a un movimiento de cuerpo cruzado en 1. De este modo, ella apenas notaría el cambio de un compañero a otro.

Túrnense de modo justo

“No pelees con los otros muchachos por más tiempo de baile con la mujer” significa: espera tu turno. Si hay ocho muchachos deja que los otros siete hagan sus giros antes que te toque a ti de vuelta. También deja al hombre que está bailando con la mujer tener algo de tiempo de baile con ella, no solo 1 o 2 barras. Él no debería estar “bailando a la defensiva” para mantenerte alejado así el puede tener más tiempo para conectar, hacer un pocos giros, movimientos de cuerpo cruzado y más importante, prestarle atención. Dales más tiempo y espacio. Y por otro lado, no la acapares una vez que la tengas. El baile grupal se trata de compartir de modo equitativo y respetar los tiempos del otro con la dama. Mantenlo igualitario, con gracia y suave. Haz que disfrute el baile.
Y cuando el baile termine, asegúrate de que ella se vaya satisfecha!

Damas, no lo acepten más

He visto que algunas damas le hacen saber a sus compañeros de modo claro, cuando no les gusta como están siendo tratadas en la pista de baile. Pero muchas de ustedes simplemente se quedan en silencio y sufren con el mal manejo de los tiempos, movimientos duros o agresivos, patrones de giros alocados, demasiados giros y compañeros que están más concentrados en ellos mismos que en ti. Para aquellas que se quedan en silencio, déjenme decirles esto: no lo acepten más. Sea que bailen con uno o varios compañeros tienes todo el derecho de decirle algo a un compañero si no te gusta lo que está haciendo. Créeme, de vez en cuando a todos los hombres nos pasa y no es la muerte de nadie. Puede ser incómodo en algunos momentos pero con suerte de a poco iremos aprendiendo a mejorar nuestro baile si la mujer nos dice que estamos haciendo algo desagradable. Entonces damas, ustedes tienen el derecho de decirle a un hombre que deje de hacer algo que a ustedes no les gusta o decirle que las dirija de modo más suave o gentil y si él no lo hace, sólo vete de la pista de baile! Créeme, vas a obtener mucho apoyo de parte de todos en la pista, incluso de nosotros los hombres.

Steve Shaw

Compartir

2 Comentarios

  1. excelentes comentarios Steve, ahora ultimo han salido estilos “dizque” de bailar salsa en que se puede ver a la pareja “haciendo deporte”…..El baile es una cosa y el deporte es otra…en el baile salsa de pareja enlazada el hombre es el que manda ( I’m sorry chicas }que es lo que ella debe hacer,…y ella debe sentirse linda y lucirse haciendolo…cuando se baila a la deportiva el y ella terminan viendose iguales, ni ella femenina ni el masculino…o sea: bailar salsa en discotk en pareja enlazada es una cuestion de divertimiento y no de competencia

Dejar una respuesta