Comprar música salsa y no morir en el intento

Comprar música salsa y no morir en el intento

211
0
Compartir

Es muy triste ir de tienda en tienda, mirar el apartado que ellos dedican a la música latina, toda mezclada, pasando desde los tangos de Gardel hasta el pop latino de más rabiosa actualidad, que aquí denominamos erróneamente pachanga. Es un abanico tan amplio que casi tendría que haber toda una tienda para poder abarcar todos los estilos musicales que se producen en toda la zona del Caribe, Centro América y Sudamérica. Tampoco pretendo tanto, pero sí un poquito de dedicación y de interés por cubrir esa franja de demanda que cada día es más amplia.

Salsa (1988) [CD1]

No sé, si solo quieren tener un estantito pequeño dedicado al mundo latino, al menos que esté ordenado por estilos musicales, y no alfabéticamente encontrándote todo mezclado de tal manera que al final desistes de seguir buscando, ya que es un verdadero caos. Si a esto le sumamos el hecho de que cuando por fin has podido encontrar algo de salsa y ves que más del 90 % es de los tiempos de mis papás aún el grado de enfado y frustración es mayor. No tengo nada en contra de los grandes clásicos de la salsa, pero estoy cansado de ver ediciones y reediciones de artistas como Celia Cruz, Tito Puente, Compay Segundo y con suerte de la Fania. Esto no refleja la actualidad de las pistas de baile salseras, ni de Barcelona ni del resto del mundo.

Es imposible encontrar discos que si por ejemplo salen a la venta un día tal, estén ya no ese mismo día pero si en ese mes de su salida colocados en las estanterías para así poder comprarlos. Ahora lo tenemos un pelin más fácil gracias a la tecnología. Gracias a las ventas por Internet y por que no decirlo, a las descargas gratuitas, podemos estar mucho más al día que no en antaño que estabas obligado a pedir los discos a gente que iba a pasar sus vacaciones a cualquier país caribeño o ir de colmado en colmado afro-caribeño, los cuales disponían de unos estands de música para así poder satisfacer su propia demanda, la de todos los latinos que residían en la ciudad, más la de todos los dj’s locos e inconformistas como quien les escribe.

Después, que la SGAE (Sociedad General de Autores) no se queje del alto nivel de piratería, tampoco hacen nada para satisfacer la demanda de según que sectores de la música, así que estamos en un circulo vicioso donde el pez se muerde la cola y no creo que esto tenga solución debido al mal momento que está pasando la industria disquera. Así que, señores, ármense de paciencia cuando vayan a cualquier tienda de discos en busca del tema de moda de cualquier salsoteca…

Escrito por Frank Fernández

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta