Consejos para el cuidado y mantenimiento de tus zapatos de baile

Consejos para el cuidado y mantenimiento de tus zapatos de baile

839
0
Compartir

zaspatos de salsa

Los zapatos de baile son muy bellos… y bastante costosos, eso es porque la calidad es alta y necesaria para que soporten la vida que les das… que no es nada fácil para un zapato.

Bailar salsa o bachata, al igual que el tango, exige gran destreza física, y unos zapatos que lo toleren… ya que con ellos:

  • saltas
  • caes
  • bailas
  • arrastras
  • flexionas
  • colocas tu peso sobre los metatarsos
  • giras
  • pivoteas
  • te afirmas en los tacos
  • los llevas al límite

Los zapatos de ensayo son muy buenos y soportan más que los de escenario, sin embargo, con estos últimos debes practicar aunque sea un poco, ya que hay que ablandarlos, domarlos y acostumbrarse a ellos.

Una solución efectiva para no arruinar tus zapatos de escenario y que sigan luciendo hermosos es protegerlos durante los ensayos:

  1. Puedes envolverlos en cinta de embalar de la siguiente forma: pega la cinta ancha de plástico a la suela del zapato y gírala para envolver la capellada o parte superior de forma que la parte con pegamento de la cinta quede hacia arriba y no toque tu bello zapato. Luego la pegas nuevamente en la suela logrando una superficie pegajosa sobre el zapato que cubrirás con una segunda capa de cinta de embalar, pegada a la parte que quedó pegajosa. Así logras una envoltura plástica que protege tu zapato para poder ensayar sin gastarlos
  2. Puedes cubrir el zapato de baile con un calcetín viejo, atravesando el taco y ajustándolo en el tobillo, si fuera necesario, con un elástico

Los zapatos de cuero, aunque no vayan a los ensayos, deben protegerse pasándoles abundante betún de vez en cuando para mantenerlos flexibles y humectados (además de bellos).

Existen betunes especiales para cuerinas o cuero sintético, y los hay también de todos colores.

zapatos de baile

Los zapatos de charol o falso charol se lustran con vaselina líquida, con este tratamiento logras que brillen, se mantengan sanos y no se peguen entre sí cuando los juntas bailando.

Si tus zapatos de baile te quedan un poco largos, o sea que la punta permanece vacía, rellénala con un poco de algodón o papel, para que no se marquen o deformen.

Si cuidas tus zapatos de baile ellos te cuidarán a ti…

No hay comentarios

Dejar una respuesta