Reflexiones sobre ser un profesor de salsa

Reflexiones sobre ser un profesor de salsa

929
29
Compartir

Curiosas estos pensamientos o «consejos» para los profesores de salsa o los que desean serlos que he encontrado en El libro de las clases de salsa. Os pongo algunos párrafos.

LOS NOMBRES DE LAS FIGURAS

«Inventarse un nombre para los pasos de salsa es muy fácil: la mitad de los profesores o profesoras ya se ha inventado algún que otro nombre. Eso ni puede ni debe hacerse. Normalmente se hace para que los alumnos y alumnas se familiaricen con ese paso o figura. Se consigue el efecto contrario. Cuando esos alumnos y alumnas cambian de profesor, de profesora o de escuela de baile se produce un choque con los nuevos nombres del nuevo profesor o profesora. Yo también me he inventado figuras, pero siempre he respetado el nombre original. Por ejemplo, del kamasutra (libro que recomiendo) he adaptado un par de posiciones a figuras en bachata, concretamente “el jungo” y “la diosa”. Por razones obvias, he respetado los nombres originales. Estas dos figuras, también se pueden realizar en salsa, aunque requieren un poco de práctica, habilidad, y una cierta cooperación de la pareja. »

1845203

LA ÉTICA DEL PROFESOR DE SALSA

  • No pidas comisión a los bares por llevar allí a tus alumnos. Si recomiendas un sitio, que sea porque está bien, no porque te pagan.
  • Que tus alumnos te paguen sólo por la clase. No vendas ropa, ni calzado de baile, no vendas CDs, ni chuletas con descripción de las figuras…Si eres profesor , dedícate sólo a enseñar. No comercies.
  • No hagas que tus alumnos pierdan media clase «zapateando» lo que has dado en llamar «pasos libres» que luego bailando en pareja raras veces o apenas se utilizan. Ejemplo: susiquiu, deslizados, floreos, punteos…En iniciación no dudo de su utilidad didáctica, pero en los niveles medio y avanzado es una pérdida de tiempo, salvo que tus alumnos, por unanimidad te lo pidan.
  • Haz material didáctico y entrégalo gratuitamente a tus alumnos.
  • Programa actividades gratuitas con tus alumnos. Una excursión, un día en la playa, ir al rastro…
  • Aprende el nombre de tus alumnos de la misma manera que ellos han aprendido el tuyo. Cuando te dirijas a ellos, hazlo por su nombre. Si no eres capaz de memorizar tantos nombres, ten menos alumnos o dedícate a otra cosa. La enseñanza puede que no sea lo tuyo.
  • No pactes precio con otros profesores. La competencia es buena, incluso para ti.
  • Procura que tus alumnos sean más tus amigos que tus clientes.
  • Si vais a organizar algún acto multitudinario como la comida de navidad ( por ejemplo). procura que el sitio sea elegido democráticamente por tus alumnos. que no que de la más mínima sospecha que puedes llevarte comisión.
  • No vendas entradas para ningún espectáculo. Todo el mundo sabe que del precio de la entrada te llevas un 30%.

Estoy de acuerdo con algunos de los argumentos que ha expuesto el autor, y en contra de otros. También me he reido con otros tantos al acordarme de experiencias personales ;)

ACTUALIZACIÓN: Que rabia me da cuando algún profesor enseña los pasos o se pone a bailar rueda con el tiempo 1 cambiado al 5. El tiempo 1 debería ser cuando en la canción suena el tiempo fuerte, no al revés. No sé si serán manias pero me pone de los nervios.

Compartir